domingo, 28 de marzo de 2010

¿Cómo hacer una lámpara casera?

Una de las cosas más complicadas en la decoración de nuestra casa es escoger una lámpara que nos guste y sea acorde con el resto de la decoración.
Si todavía no has encontrado la lámpara de tus sueños, y no me refiero a la de Aladín, en este post te ofrezco cuatro ideas para hacer una lámpara casera con objetos y materiales que preveíamos inútiles. Así, además de conseguir una decoración original, reutilizaremos botellas de cristal, plástico o radiografías.

¿Cómo hacer una lámpara de lava?
Es una de las lámparas más complejas y espectaculares que se puede hacer. Sus materiales son difíciles de conseguir, toma nota y aplica los siguientes pasos.
Materiales:
  • Botella de vidrio transparente. Un clásico es la botella Absolut vodka. Yo recomiendo la botella de Cóctel Smirnoff, viene con doble tapón y tiene una forma distinta.
  • Tricloroetileno. Es un disolvente difícil de conseguir.
  • Cera o parafina del color deseado.
  • Detergente concentrado.
  • Soporte con bombilla y cableado. El aplique Grundtal de Ikea es perfecto para una botella de 7cm de diámetro.
  • Resistencia de cobre inoxidable.
Se meticuloso al seguir estos pasos. Recuerda que estás trabajando con elementos químicos, ten precaución.
Metodología:
1.- Pega la botella al aplique Grudtal.
2.- Coloca la resistencia en el interior de la botella vacía, limpia y seca.
3.- En un recipiente pyrex mezcla un 70% de tricloroetileno y un 30% de parafina.
4.- Mete la mezcla al baño maría hasta que tome forma. Es importante que el recipiente sea pyrex o con altas temperaturas podría estallar.
5.- Vierte la mezcla (tibia) en la botella y tápala.
6.- Enciende la lámpara.
Si la mezcla sube de forma lenta, añade un poco de detergente.
Para más información consulta el siguiente manual:

¿Cómo decorar una lámpara con una radiografía?
La primera vez que vi una de estas lámparas fue en un bar y en ellas se podía leer hasta el nombre del radiografiado. Si vas a colocar tu lámpara en un lugar así, te recomiendo que quites tus datos a fin de que no te veas envuelto en el diagnóstico de un principiante a doctor.
Para construir esta lámpara necesitarás:
  • El armazón de una pantalla o una pantalla transparente.
  • Radiografías.
  • Cinta transparente de doble cara.
  • Tijeras y pegamento imedio.
Metodología:
1.- Presenta la radiografía en la pantalla y comprueba si necesita algún corte para ajustarla.
2.- Si usas una pantalla, cúbrela con cinta transparente de doble cara. Si utilizas el armazón pon unas pequeñas gotas e hilos de pegamento en el armazón.
3.- Coloca con cuidado la radiografía en el armazón o pantalla. Y espera a que seque.
4.- Ubica la nueva pantalla en tu lámpara.


¿Cómo hacer una lámpara con una botella?
En los años 70 tuvo su auge. ¿Por qué no recuperarlo para nuestro salón?
Los elementos esenciales son:
  • Una botella de cristal, preferiblemente que tenga el cuello corto. Las más adecuadas para estas lámparas son la Mateus Rosé o la botella de Cardhu.
  • Flores secas, canicas o gominotas.
  • Un portalámparas con cable.
  • Una pantalla.
La práctica es sencilla:
1.- Se lava y seca la botella y en ella se introducen las flores secas, las canicas o las gominolas a gusto del creador/a.
2.- Se coloca el portalámparas en el cuello de la botella. Es importante que éste encaje a la perfección, cuando vayas a comprarlo llévate la botella y escoge el que mejor se adapte a ella.
3.- Coloca la pantalla en el portalámparas.
4.- Pon una bombilla.
5.- Enchufa tu nueva lámpara a la corriente.


¿Cómo decorar una lámpara globo?
Esta idea es la más sencilla y económica. Sólo debemos tener claro el diseño que queremos aplicar en la lámpara y utilizar los siguientes elementos:
  • Una lámpara globo.
  • Pinturas, pinceles, hilos, tijeras y pegamento.
Los pasos a seguir son:
1.- Si el diseño es complejo, dibújalo en un papel y sigue tu propio patrón.
2.- Abre la lámpara globo.
3.- Aplica con lápiz el diseño.
4.- Colorea o pega con hilos de colores.
5.- Espera que seque.
Como la práctica es sencilla, te dejo algunas ideas para que apliques en tus lámparas globos, éstas también valen para redecorar pantallas. En ese caso, no olvides utilizar pintura para telas.



domingo, 21 de marzo de 2010

¿Cómo colgar un cuadro?


Sin duda, los cuadros son un elemento decorativo que aportan a nuestro hogar un toque personal. Y esto se consigue gracias al tipo de cuadro, el lugar y el modo de colocarlo.
Para colgar un cuadro hemos de tener en cuenta el peso, el tamaño y las características de la pared. Ésta nos limitará el tipo de clavo que utilizaremos para colgar nuestro cuadro.
De este modo, los clavos y cuelgafácil son idóneos para las paredes de yeso y cuadros de pequeño tamaño y peso. Las escarpias lo serán para cuadros de gran tamaño y para paredes de mármol, azulejo, piedra o ladrillo.
Las herramientas y materiales que necesitamos para colgar un cuadro de tamaño pequeño o medio son:
1- Cuadro.
2- Clavo o cuelgafácil.
4- Martillo de oreja (O tacón Destroy, como ya comenté en el post de Marzo).
5- Metro.
6- Lápiz.
7- Nivel.
Para colgar un cuadro de tamaño pequeño:
1- Mide la parte trasera del cuadro y en el centro exacto enrosca la hembrilla.
2- Marca en la pared el lugar exacto donde colocarás el clavo, preferiblemente una pequeña cruz. Para ello, utiliza un metro y un lápiz.
3- Sitúa el cuelgafácil en el centro de la cruz y, manteniéndolo perpendicular a la pared, clávalo con la ayuda del martillo.
4- Coloca el cuadro de forma recta. Si tienes problemas de perspectiva utiliza un nivel de burbuja.
Para colgar un cuadro de mayor peso y tamaño necesitaremos los anteriores elementos, a excepción de los clavos y cuelgafáciles que serán reemplazados por tacos y escarpias.
La manera de proceder será:
1- Distribuye el peso del cuadro colocando dos hembrillas cerradas, una en cada extremo del cuadro. Es importante que queden simétricas.
2- Ata una cuerda o un alambre de hembrilla a hembrilla y así sólo necesitarás una escarpia para colgar el cuadro de la pared.
3- Marca en la pared el lugar exacto donde colocarás el taco, preferiblemente una pequeña cruz. Para ello, utiliza un metro y un lápiz.
4- Utiliza un taladro con una broca especial para el tipo de pared en la que quieres colgar el cuadro. Normalmente, se suele utilizar la Widia que tiene distintas características dependiendo de si la pared es de obra, piedra, yeso o mármol. El tamaño de la broca dependerá del tamaño del taco que vamos a utilizar. Coloca el taladro de manera que quede perpendicular a la pared y ejerce un poco de presión.
5- Una vez hecho el agujero, introduce en él un taco. Puedes ayudarte con el martillo.
6- Dentro del taco introduce a rosca una escarpia.
7- Cuelga el cuadro de la escarpia. Para que quede lo más recto posible utiliza un nivel de burbuja.
En el caso de que preveas que el cuadro, por su peso y tamaño, no aguantará con una sola escarpia, utiliza dos de manera que queden totalmente simétricas a las hembrillas del cuadro. Para ello, presenta el cuadro en la pared y ejerce presión en ella para marcar el lugar exacto en el que irán las escarpias Sírvete de un nivel para que quede lo más recto posible.
Recomendaciones:
- Salvo que quieras crear otro tipo de efecto, los cuadros deben estar colgados a la altura de los ojos.
- Si vas a llenar una pared entera de pequeños cuadros utiliza cuelgafáciles, son más cómodos de colocar y fáciles de quitar.
- Utiliza una martillo de oreja. Están diseñados para ayudar a sacar los clavos.
- No intentes clavar dos veces un clavo en el mismo lugar. La pared podría descascarillarse.
- Sujeta el martillo lo más alejado de la parte metálica. Esto te dará juego en la muñeca y tendrás un mayor control sobre el martillo
- Y por último, ¡cuidado con los dedos!
Si no tienes cuadros que colgar te propongo una solución, hazte un cuadro al estilo Phoebe y así podrás seguir estos pasos y consejos. ¿No sabes de qué cuadro te hablo?

video

domingo, 14 de marzo de 2010

¿Cómo poner la lavadora?

Tras esta sencilla pregunta se esconden decenas de cuestiones que parecen no tener fin. Por ello, este post y estas respuestas:
Para poner una lavadora, lo primero que tenemos que hacer es familiarizarnos con sus elementos, símbolos y programas. A grandes rasgos, todas las lavadoras constan de:
- Cajetín para el detergente.
- Programa de lavado.
- Tambor.
El cajetín suele estar dividido en tres departamentos, dos para el detergente (I), (II) y uno para el suavizante (*). El departamento (I) es el considerado prelavado, por ello cuando la ropa esté muy sucia verteremos el detergente en los dos departamentos. Para el lavado diario usaremos sólo el departamento (II) y en el departamento (*) verteremos el suavizante.

También tenemos la posibilidad de adquirir un detergente líquido y colocar el cacito dentro del tambor con la ropa a lavar. Las cantidades de estos productos se especifican en su envase. Generalmente, suele ser un cacito de detergente y un tapón de suavizante.
Los programas de lavado dependen del modelo de lavadora pero tienen unos símbolos similares. Si dudas entre qué programa poner para el tipo de ropa que has introducido, consulta esta tabla y encuentra las similitudes con los mandos de tu lavadora:


Una vez seleccionado el programa, sólo tienes que pulsar el botón de inicio. Dependiendo del programa seleccionado el lavado tendrá una duración u otra. Normalmente, con un programa estándar durará aproximadamente una hora.
En el tambor introducimos la ropa a lavar.
Una vez conocido nuestro electrodoméstico, seguiremos los siguientes pasos para poner la lavadora:
1.- Clasificar la ropa en función de su color. Lavaremos por separado las prendas blancas y de colores claros, de las prendas de color u oscuras.
2.- Leer las etiquetas de la ropa. Las prendas suelen tener un pequeño manual de instrucciones para saber la temperatura máxima y el tipo de lavado que admiten.


3.- Introducir el detergente y suavizante.
4.- Seleccionar el programa de lavado y su temperatura adecuada.
5.- Iniciar el lavado.
6.-Tender la ropa.

Recomendaciones:
- Tender de inmediato la ropa. Dejarla mucho tiempo en la lavadora puede provocar mal olor y humedad en las prendas.
- No utilizar más detergente del indicado por el fabricante. La ropa puede quedarse apelmazada.
- El lino, la lana y la seda deben ser lavados en frío, una temperatura excesiva podría encogerlos o deformarlos.
- Los vaqueros deben lavarse del revés y sin sobrepasar los 40°, de este modo reduciremos la perdida de color tras los lavados.
- No llenar excesivamente la lavadora. La sobrecarga puede hacer que la ropa no quede lo suficientemente limpia.
- Vaciar y llenar la lavadora flexionando las piernas y manteniendo la espalda recta, así evitaremos daños en la zona lumbar.

Si creéis que es un proceso lento y complejo probad a lavar toda vuestra ropa a mano…
¡Bendita lavadora!

domingo, 7 de marzo de 2010

¿Cómo sintonizar la TDT?


Llega la TDT a nuestro hogar en forma de revolución digital y revolucionando también nuestro mando a distancia.
Este post es para aquellos que no han logrado sintonizar la TDT y su tiempo corre a contrarreloj para quedarse inmersos en un mundo de no retransmisión analógica.
A partir del 10 de Marzo comienza el apagón analógico, como ya anunció el Ministerio de Industria, turismo y comercio:

video

Desde entonces, los que no se hayan "digitalizado" deberán seguir tres pasos para recibir la señal TDT:
1.- Comprobar si hay cobertura en nuestra zona.
2.- Adaptar la antena comunitaria.
3.- Disponer de un equipo receptor de TDT, bien sea un receptor externo o un receptor incorporado en el televisor.
Los pasos 1 y 2 es más que probable que hayan sido dados por un alma caritativa en forma de vecino y antenista. Pero el paso 3 sólo lo podemos dar nosotros.
Para los que tengan un receptor externo deben saber si su televisor dispone de conexión por euroconector o por RCA.
Si vuestra televisión tiene euroconector:
1.- Enchufar el cable euroconector al televisor y al receptor.
2.- Conectar el cable de la antena al receptor y a la toma de antena.
Si vuestra televisión tiene conexión RCA:


1.- Conectar el cable RCA al televisor y al receptor.
2.- Conectar el cable de la antena al receptor y a la toma de antena.

De cualquiera de estas dos formas, si encendemos el televisor, el receptor y pulsamos el botón AV del mando a distancia del televisor, veremos los canales digitales. A partir de ahora tendremos dos mandos: El de la televisión y el del receptor TDT. Los que tengan una televisión con TDT, sólo tendrán un único mando con todas las funciones.
La primera vez que conectamos el receptor de TDT o la Televisión TDT, generalmente se realiza una sintonización de los canales de forma automática. Si esto no ocurre:
1.- Pulsa la tecla MENÚ del mando a distancia.
2.- Desplázate por las opciones de la pantalla, utilizando los botones en forma de flecha del mando a distancia, hasta la opción BÚSQUEDA DE CANALES o CONFIGURACIÓN DE CANALES (depende del modelo de receptor habrá nombres alternativos para esta opción). Y pulsa la tecla OK.
3.- En tu televisor aparecerán nuevas opciones. Con los botones en forma de flecha, desplázate hasta la opción BÚSQUEDA AUTOMÁTICA o similar y pulsa OK.
4.- Espera a que el receptor encuentre todos los canales y finalice la búsqueda. Pulse la tecla OK para ver los canales de la TDT.
Es probable que los nuevos canales aparezcan desordenados. Para realizar la ordenación de canales:
1.- Pulsa la tecla MENÚ.
2.- Desplázate por las opciones de la pantalla, utilizando los botones en forma de flecha del mando a distancia, hasta la opción LISTA DE CANALES o similar. Pulsa la tecla OK.
3.- Aparecerán nuevas opciones. Desplázate hasta la casilla ORDENAR CANALES y pulsa OK.
4.- En una nueva pantalla de opciones seleccionar MOVER CANALES. Con los botones de flecha y OK coloca los canales a tu gusto.
5.- Una vez ordenados los canales pulsa el botón EXIT y GUARDA los canales.
Si en algún momento te equivocas al seleccionar una opción puedes volver atrás seleccionando la tecla EXIT de tu mando a distancia y comenzar de nuevo.
Después de todo esto, al que le pille el apagón no tiene excusa.


lunes, 1 de marzo de 2010

Hogar

Estrenamos blog con la temática del mes de marzo. A lo largo de este mes os contaré cuatro question-post relacionadas con el Hogar.
Como todos sabemos y así consta en Wikipedia, la palabra hogar se usa para designar el lugar donde se siente seguridad y calma. Pero, ¿genera seguridad un aficionado con un clavo y un martillo? Seguramente no. Y eso también debió pensar mi padre cuando yo tenía 15 años.
Había decidido redecorar mi habitación con multitud de cuadros, y sin dudarlo ni un segundo medí y marqué los lugares en los que iría cada clavo. Llevaría unos cinco cuando mi padre, aterrorizado por los golpes, abrió la puerta y me pilló en plena acción de mi sexto clavo. Su mirada lo dijo todo, me quitó el martillo y lo escondió donde no pudiera encontrarlo. No entendí esa reacción pues, no estaba tirando ningún tabique ni abriendo agujeros que comunicaran mi habitación con otras estancias de la casa. Simplemente, apareció reclamando su herramienta y dejando mi decoración sin finalizar. Intenté buscar el martillo en los lugares más recónditos de la casa y tras un tiempo buscando sin éxito, me acordé de una de esas compras inútiles que toda mujer hace: unas botas Destroy, con un tacón tan duro y tan ancho como un martillo. Terminé mi trabajo con mi nueva herramienta y lo mejor fueron los resultados que obtuve: Lo más importante, una decoración al más puro estilo bricomanía, con la que mi habitación adquirió un estilo personal, en la que todavía hoy se pueden ver los cuadros que colgué gracias a aquellos tacones Destroy. Y segundo, que mi padre me regalara, con el tiempo, mi propia caja de herramientas con martillo y taladro incluidos.
Este mes hablaré de clavos, lavadoras, reciclaje, televisiones y todas aquellos elementos que hacen de nuestro hogar un lugar de seguridad y calma.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...