domingo, 2 de enero de 2011

Moda

Estrenamos nuevo año y con ello nuevos propósitos y cambios. Normalmente, los cambios los centramos más en lo físico, por eso he decidido hablar de moda, no sin antes contaros la historia (traumática) del mes.
Al cumplir una cierta edad, mi colegio te permitía asistir al baile de gala que organizaban todos los años, como si de una fiesta americana se tratara, todos los niños iban con traje y corbata y las niñas con sus mejores galas.
Yo nunca había asistido a ningún tipo de baile “agarrado”, boda o fiesta de gala y por lo que descubrí horas más tarde, mi madre tampoco debió comprender el concepto “baile de gala”. El resultado fue una multitud de muchachitas con vestidos oscuros, brillantinas, zapato plano y un repollo con lazos. Por supuesto, la del repollo sólo podía ser yo. Ante semejante panorama y en mi más rabioso acto de rebeldía, sólo pude sacarme la camisa con lazos fuera de mi falda con lazos y esperar a que la fiesta terminara. El año siguiente, fue mi año: ningún repollo y muchísimo menos ningún lazo.
Para que vuestras hijas, hijos, madres, padres, hermanos y amigos no pasen por ningún acto en publico traumático, este mes hablaré de: protocolo en fiestas, simuladores de looks, ropa sin arrugas y trucos de moda.



NOTA: Los lazos deberían estar prohibidos.

6 comentarios:

  1. Me gusta! Me intereso por las bodas de tarde que tengo una a la vista!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la Nota. ¡A ver qué nos cuentas! 2011 besos ;)

    ResponderEliminar
  3. Que ponga la foto, monisima fue la niña

    ResponderEliminar
  4. estoy segura de qué iba guapísima!!pon la foto!

    ResponderEliminar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...